Emociones

TOMANDO EL CONTROL DE LAS EMOCIONES: EL CAMINO HACIA LA SALUD EMOCIONAL II

Las emociones son muy variadas. Van desplazándose. Se mueven por todo nuestro cuerpo (nuestro estómago, nuestra piel, nuestro cabeza, la espalda…). A veces aparecen de golpe y de forma muy intensa. Otras veces surgen lentamente. Unas veces nos hacen sentir bien, pero otras veces… nos hacen sentir muy mal.

Como véis son difíciles de atrapar. Se mueven, cambian de forma… Lo que en un principio era sentimiento de soledad se acaba conviertiendo en la tristeza más absoluta, lo que empezó siendo una emoción de inferioridad se acaba convirtiendo en envidia y celos….

Y es que, muchas veces, nuestras emociones pueden jugarnos malas pasadas. Y normalmente estas emociones que nos hacen sentir mal son una señal de que hay algo dentro de nosotros que tenemos que mejorar, recolocar o entender. Pero si no nos damos cuenta de ésto, podemos dejarnos llevar por ellas.

Como ya vimos en el post anterior (“¿Como surgen las emociones? El camino hacia la salud emocional”) el cómo evaluamos una situación, lo que pensamos de ésta, el significado que le damos…. todo ello determina nuestro estado emocional.

Pero además, una vez la emoción se manifiesta puede influir sobre nuestra razón, contagiarla y desviarla. Es aquí donde hemos de tener cuidado y prestar atención a nuestras emociones para que no se apoderen de nosotros.

Cuando estamos sufriendo emociones muy intensas y desbordantes (celos, envidia, odio, rabia, culpa, dolor, resentimiento, reproche, etc.) éstas pueden apoderarse de nosotros y llevarnos a obrar con actitudes equivocadas (discusiones monumentales, insultos, agresividad verbal o física, violencia, discordia, reprochar, culpar, echar en cara….)

Pero, ¿porqué ocurre esto? ¿Por qué dejamos que las emociones nos gobiernen? Sencillamente, por que le hemos dado credibilidad a la emoción. Estamos al 100% convencidos de lo que nos dice la emoción. Sería algo así como “¡Uf! ¡Que cabread@ estoy!¡Eso es porque tengo razón!”, cuando en realidad lo más probable sea que esta persona en cuestión que está tan cabreada no tenga realmente toda la razón de su parte.

Lo que ocurre en estas situaciones es que nuestra mente se “engancha” a pensamientos tan insanos y contraproducentes como la propia emoción.

Cuando esto ocurre, perdemos nuestra objetividad sobre la situación que nos angustia. La emoción nos nubla, nos pone una venda en los ojos y nos cuenta otra realidad (totalmente subjetiva) que para nada es objetiva.

Si nos dejamos llevar por este torrente de emociones nos alejamos de la verdad/objetividad y de nosotros mismos y nos hacemos daño (tanto a uno mismo, como a aquellos que nos rodean).

Lo que hemos de aprender es a no darle credibilidad a nuestras emociones cuando éstas nos desbordan y nos hieren. Sólo de esta forma nos liberaremos de ellas y encontraremos nuevos caminos en los que reconducirnos con más equilibrio y salud.

¿Cuantas veces habéis oído “Perdona, lo que te dije, no iba en serio y no lo pienso realmente… es que estaba enfadado contigo“?, ¿Cuanto mal podemos evitar si, en lugar de darle rienda suelta a nuestras emociones, tratamos de responsabilizarnos de ellas y no dejarnos arrastrar?, ¿A cuantas personas (incluida uno mismo) le ahorraríamos disgustos o heridas innecesarias?

No dejéis que las emociones contagien vuestra razón. Que os nublen y manipulen. Coged el control vosotros de ellas. Respirad para calmar la mente, esperad a que se enfríen las emociones y entonces volved a evaluar la situación para extraer una nueva lectura más ajustada a la realidad y adquirir una nueva perspectiva, así, alcanzaréis un nuevo estado emocional más sano.


Lo que realmente define al ser humano no son sus emociones hirientes y dolorosas, sino, lo que tiene en el corazón y le hace ser mejor (valentía, coraje, bondad, paciencia, perdón, amor, comprensión, humildad, compasión, sensibilidad, escucha….). ¡Es ahí a dónde hemos de llegar! 😉

En el próximo post os explicaré la manera de mantener la mente objetiva para no sucumbir a las emociones perjudiciales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s