Autoestima

¿Por qué no mejora mi autoestima? La autocrítica enemiga número uno de la baja autoestima.

¿Te has preguntado alguna vez por qué, a pesar de tus esfuerzos, tu autoestima no mejora?

Si esto te está pasando, seguramente se deba a que te estés esforzando muy duramente en quererte más pero no estés desactivando el botón que mantiene tu baja autoestima.

Para que entendáis mejor esto resulta útil imaginar un globo lleno de aire, donde el aire sería nuestro amor propio. Cuando trato de quererme estoy introduciendo aire en el globo y mientras el globo esté hinchado me voy a sentir bien conmigo mismo (seguro, con confianza, optimista, capaz…) Pero en ocasiones, el globo tiene un pequeño poro por el que pierde aire de forma constante y por más que nos empeñemos en seguir introduciendo aire en el globo, si no solucionamos la fuga, seguiremos perdiendo autoestima.

redes-sociales.png

Precisamente de esta fuga es de lo que hoy me gustaría hablaros ya que es precisamente uno de los mantenedores de la baja autoestima.

LA AUTOCRÍTICA: LA ENEMIGA NÚMERO UNO DE NUESTRA AUTOESTIMA

En algunas culturas la crítica se considera como algo positivo. Una herramienta potente para corregir el comportamiento propio o ajeno. Existen refranes y dichos populares que alimentan la creencia de que la mejor manera de aprender es a través del sufrimiento y el castigo, por ejemplo “la letra con sangre entra”. Desde esta manera de entender el aprendizaje la mejor manera de enseñar a un niño es enfocar toda la atención y la energía en señalar las cosas que hace mal y reñirle por ello olvidando, en ocasiones, señalar también las cosas que sí está haciendo muy bien.

Lo que ocurre es que de tanto oírlas, nos acostumbramos a ellas y comenzamos a interiorizarlas y convertirlas en nuestro método para aprender y crecer como persona. Y entonces aparece la autocrítica. Pero ¿qué efectos crees que tiene en la autoestima cuando es destructiva, cuando sólo señalamos las cosas malas que tenemos o creemos tener?

LOS INCONVENIENTES DE LA AUTOCRÍTICA DESTRUCTIVA
  • Te paraliza y te hace sentir mal

Imagina a una persona muy segura de sí misma y con mucha autoconfianza. Imagina que comenzamos a seguirla durante varias semanas y ante cualquier mínimo fallo, se lo señalamos: “Esto no está bien hecho”, “Deberías haberlo resuelto más rápido”, “No has actuado correctamente”, “Tienes que darte más prisa”, “No es suficiente”… 

autocritica-destructiva-e1448103153687¿Cómo crees que se sentirá después de varias semanas tras este goteo incesante de críticas y correcciones? ¿De qué manera piensas que le afectará a su confianza en sí mismo? ¿Crees que seguirá sintiéndose fuerte, capaz o que se comenzará a volver inseguro? ¿Y cómo le afectará esto en sus decisiones y los retos que deba afrontar…?

Efectivamente su autoestima se verá negativamente afectada y se sentirá más inseguro, incapaz, preocupado y ansioso. Esto es precisamente lo que ocurre cuando hemos integrado el hábito de criticarnos por las cosas que no sabemos hacer o hacemos mal.

  • Es injusta:

50329_autocritica_bigSi has interiorizado la autocrítica como hábito lo más probables es que ante los más pequeños fallos te critiques y peor aún, que te identifiques con ellos como si tus errores puntuales definieran la persona que eres (“mira que soy torpe”, “soy estúpido”, “soy un inútil”…). Y comenzamos a ponernos etiquetas globales ignorando todas las virtudes que también hablan de ti. Nos castigamos dura e injustamente y no somos objetivos con nosotros mismos.

  • Bloquea el aprendizaje

La autocrítica te hunde, desmoraliza y mina la confianza en ti mismo en lugar de ayudarte a alcanzar tus objetivos y darte fuerza y ánimo para que sigas intentándolo. Generalmente las personas aprendemos más cuando nuestros éxitos y logros son valorados y reconocidos que cuando nos critican y castigan por nuestros fracasos. Si el foco de atención está en lo que haces mal, pierdes la oportunidad de aprender y reforzar lo que sí te está funcionando.

  • Ignora la realidad

Es fácil castigarnos por los errores del pasado “debería haberlo evitado”, “tendría que haber sabido que iba a ocurrir”, “no debería haberlo hecho”… Pero si pensamos con claridad, nos daremos cuenta de que en aquel preciso momento, con la información que teníamos, probablemente no hubiéramos podido haber reaccionado de otra manera. Esto no significa que no debamos aprender de nuestros errores sino que hemos de tener una visión sana y compasiva de nosotros mismos y por supuesto, aprender de la experiencia.

  • Te golpea cuando estás triste.

autocriticaNo solamente nos criticamos por nuestros errores, sino por sentirnos débiles, inseguros y desmoralizados. Pero sentirnos así es algo absolutamente normal. Todos experimentamos esas sensaciones cuando afrontamos una situación difícil y has de saber que esto no significa que haya algo que funcione mal dentro de ti. Sino que el discurso interior que tenemos hacia nosotros mismos es excesivamente duro y poco objetivo.


Espero que te haya resultado útil! Si es así, comparte para que llegue a más personas! Nos seguimos leyendo en el próximo post 😉

 


Referencias: Overcoming low self-esteem. Melanie Fennell


Sandra Muñoz

Psicóloga de adultos, niños, adolescentes y parejas.

Psicólogía online

tlf. 660 032 031

Av. Marqués de Sotelo, nº 9, pta 15 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s