Autoestima, Terapia Infantil

SUPERANDO LA BAJA AUTOESTIMA. PARTE I.

portada libro melanie fennellHace ya algún tiempo cayó en mis manos una guia útil para mejorar y comprender la autoestima desde una perspectiva Cognitivo-Conductual (perspectiva psicológica en la que tenemos en cuenta tanto nuestros pensamientos como nuestras actitudes/comportamientos en los problemas emocionales).

Si alguno quisiera leerlo habrá de hacerlo en inglés ya que no está traducido al español. Se titula “Overcoming Low Self-Esteem y su autora es Melanie Fennell, pionera en terapia cognitiva en Reino Unido, doctora en psicología y miembro fundador de la Oxford Cognitive Therapy Center.

Me resultó muy nutrivo e interesante, así que compartiré algunas de las cosas que Fennell menciona en su libro.

¿Qué es la baja Autoestima?

Según Fennell la autoestima es la opinión positiva, negativa o neutra que tenemos sobre nosotros mismos. Es decir, la visión que nos hemos forjado sobre nosotros (cómo nos juzgamos y el valor que nos damos). Como todos sabréis las opiniones no son más que eso, opiniones. Sin embargo, nosostros la defendemos como si esta visión (positiva, negativa o neutra) fuera  una verdad absoluta.

baja autoestima 2No importa las veces que nos digan lo bien que hacemos las cosas o lo buenos que somos en el trabajo, en el deporte, etc… siempre tenderemos a hacer prevalecer nuestra opinión, sin tener en cuenta las pruebas y los hechos que la contradicen.

Estas opiniones tienen un impacto inmediato en nuestras emociones (si las opiniones son negativas sentiremos tristeza, sentimiento de inferioridad, poca valía,  y en nuestros comportamientos.

¿Cómo se forja la baja autoestima?

Fennel habla de que las personas estremos lecturas o conclusiones de las cosas que nos pasan en la vida. Normalmente cuando vivimos experiencias positivas, tendemos a desarrollar una buena autoestima. Pero cuando vivimos experiencias negativas, sacamos conclusiones o ideas negativas sobre nosotros mismos. Ella habla de:

  • Experiencias tempranas Negativas (infancia):niña llora
    • Castigo sistemático, negligencia o abuso. Aquí podríamos hablar de familias desestructuradas en las que el estilo educativo es autoritario, punitivo física o verbalmente o simplemente hay padres ausentes que no atienden a los hijos. Los hijos acaban sacando conclusiones erróneas del estilo “hay algo malo en mí”, “no soy suficientemente bueno”, “nunca hago las cosas bien”.
    • No cumplir las normas parentales.
      • Castigos menores y críticas.
      • Tratarte como si no hicieras nada bien.
      • Se enfocan en tus debilidades y errores sin tener en cuenta tus logros o fortalezas.
      • Burlarse o ridiculizarte.
      • Hacerte sentir inferior o pequeño.
    • No cumplir las normas del grupo. Especialmente en la adolescencia que es cuando se está desarrollando nuestra identidad personal y sexual, la presión de pertenencia al grupo es muy fuerte. Ver que no ocupas un lugar positivo dentro de tu grupo de amigos o cuando te relaciones con la gente de tu edad puede hacer mella en la idea que tienes de tí que acabe implicando baja autoestima.
    • Recibir estrés y disgustos de otros. Padres que aprecian y valoran a sus hijos como a nada en el mundo pero que pueden estar pasando por un momento vital complicado o estresante y no posean suficientes habilidades de autocontrol emocional (ira), que no manejen bien la presión (poca paciencia y frustración) y tengan pocas habilidades para gestionar situaciones difíciles y acaben pagándolo con los hijos.
    • El lugar social de tu familia -¿Es foco de prejuicios? Normalmente hablaríamos de familias que por su nivel socio-económico pueda estar en el punto de mira de críticas o prejuicios.
    • Ausencia de cosas buenas (Afecto, calidez, elogios).
    • Ser el “rarito” en casa.
    • Ser el rarito en la escuela.
  • Experiencias tardías negativas (edad adulta):
    • Bulling en el trabajo o intimidación.
    • Matrimonio abusivo.
    • Experiencias prolongadas y sostenidas de estrés o trabajo duro.
    • Eventos traumáticos (abusos de poder, violación, etc…)
Resistencias mentales: ¿Por qué nos cuesta cambiar la opinión que tenemos de nosotr@s mism@s?

Cuando tenemos baja autoestima hay dos sesgos en nuestra manera de pensar que contribuyen a que se mantengan las creencias negativas que tenemos de nosotros mismos.

  1. SESGO BASADO EN LA PERCEPCCIÓN (distorsión que afecta a cómo te percibes a tí autoestima 4mism@): cuando tu autoetima es baja tiendes a centrar tu atención en las cosas que coinciden con las ideas negativas sobre tí y las potencias, destacas y agrandas. Por ejemplo, si hemos cometido un fallo podemos pensar “¿Cómo pude ser tan estúpido de decir aquello deltante de tod@s?”). A la vez, omitimos y descartamos cualquier evidencia que demuestre que nuestras creencias negativas son falsas.
  2. SESGO BASADO EN LA INTERPRETACIÓN (distorsión sobre cómo interpretas lo que haces y lo que ves). Se distorsionan las experiencias positivas y neutras para que coincidan con las creencias negativas que tenemos sobre nosotros mismos. Por ejemplo, tener éxito u obtener un logro lo podemos distorsionar pensando “ha sido suerte, en realidad no ha sido mérito mio“.

Hasta aquí una ínfima parte del libro de Overcoming low self-esteem. Seguiré compartiendo en próximos posts las ideas de Fennell 😉


Sandra Muñoz

Psicóloga Especializada en Ps. Clínica

Despacho: C/Marqués de Sotelo 9, pta 15.

660 032 031      sandra.m@cop.es

Anuncios

1 thought on “SUPERANDO LA BAJA AUTOESTIMA. PARTE I.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s